carrito  

No hay productos

0,00 € Transporte
0,00 € Impuestos
0,00 € Total

Estos precios se entienden IVA incluído

Confirmar

Pecho firme: antes, durante y después del embarazo

Pecho firme: antes, durante y después del embarazo

Pecho firme: antes, durante y después del embarazo

¿Te gustaría tener un pecho firme antes, durante y después del embarazo? Te damos los consejos para que luzcas un pecho de infarto.


Cuidado de los senos.

Déjate aconsejar por una matrona para saber cuál es la mejor posición para colocar los pechos, como situar la espalda y la nuca, etc., durante el embarazo y una vez hayas dado a luz. Para proteger los pezones de las irritaciones causadas por la humidificación, debes secarlos y aplicarles una crema regeneradora después de cada toma.

Duchas de agua fría.

El agua fría encima de la piel del cuerpo actúa como un tensor que cierra los poros y da frescura a tu escote. Para conseguirlo, debes hacer uso del agua fría todos los días y evitar los baños en agua caliente, que ablandan la piel.

El sujetador adecuado.

Elegir el sujetador adecuado es fundamental para lucir un pecho bonito. El sujetador debe envolver el pecho sin comprimirlo, y ser de la talla adecuada. Para averiguar tus medidas, puedes consultar con profesionales del sector en tiendas especializadas.

Masajes estimulantes.

Los masajes circulares estimulan la circulación sanguínea y propician la renovación celular del pecho. La piel queda tonificada y el escote más firme. Para mejorar los resultados, puedes aplicarte una crema reafirmante de busto. El aceite de argan es muy aconsejable para evitar la aparición de estrías en el embarazo.

Peso equilibrado.

El adelgazamiento y el aumento de peso en los senos conlleva riesgos en la elasticidad de la piel. Es cuando aparecen las estrías. Intenta mantener un peso equilibrado y no te preocupes por el cambio de tamaño de tus pechos; es normal. Lleva sujetadores adaptados al cambio de volumen y utiliza cremas antiestrías.

Practicar deporte bien equipada.

Con el sujetador adecuado, hacer ejercicio ayuda a reforzar la firmeza del pecho. Puedes realizar ejercicios con una cinta elástica específica y con pesos o con un balón que permiten reforzar y estirar los músculos que sostienen el pecho. Te aconsejamos que practiques yoga en el embarazo.

Protección frente al sol.

Las quemaduras del sol en zonas de la piel frágiles, como los senos, son muy nocivas y pueden provocar la aparición de lunares malignos. Aunque con la llegada del frío es menos frecuente la exposición solar, si viajas a algún país tropical, te aconsejamos que utilices una crema solar de alta protección o que utilices la parte de arriba del biquini.

Ventajas de la lactancia.

Gracias a la lactancia materna, el tejido del pecho no se ve alterado en el proceso de cambio entre los senos voluminosos del embarazo y los que dan de comer al bebé. Si das el pecho a tu pequeño, te aconsejamos que, cuando llegue el momento, lo vayas dejando de forma progresiva.

 

Fuente: Mibebeyyo.com



Publicado en Aceite Argan

2014-07-10 08:37:54

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Agregar un comentario!
Nombre:*
Email:*
Mensaje:*
  Agregar un comentario!